La similitud entre México y Palestina nos sirve de punto para reflejarnos y para acercar a los dos pueblos, solidarizarnos no solo por tener el papel de víctima sino por ser humanos y dar una respuesta a un problema común.

Cualquier historia es casi siempre una historia universal. El pasado de un país tiene relación con la historia de otro, ya sea, geopolítica, racial o religiosamente, e inclusive si pareciera que por la lejanía territorial o temporal entre dos países no hubiera relación alguna, puede pasar que un pueblo reproduzca los males de otro y una víctima puede verse reflejada en otra en escenarios bastantes similares. Como veremos a continuación, un país de América Latina es semejante en sus problemas a un país árabe en medio oriente.

En febrero de 1848 se termina la guerra entre México y Estados Unidos firmando el tratado más humillante de nuestro país, el tratado Guadalupe-Hidalgo, dando como resultado la pérdida de más de la mitad del territorio mexicano. A los mexicanos que se quedaron del otro lado les fueron quitando las tierras que poseían, se les trataba como ciudadanos de segunda y a otros menos favorecidos se les asesinaba. Un ejemplo son los más de 300 compatriotas que recibieron la pena de muerte a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX sin ningún juicio, ni abogados, ni pruebas de los supuestos delitos cometidos. La xenofobia y el racismo fueron la resaca de aquella invasión sufrida.

TIJ10214195. Integrantes del grupo "Ángeles Sin Fronteras" en apoyo a los migrantes, colocaron cruces y flores en la malla metálica que divide a México y Estados Unidos, en el evento, "amor sin fronteras", con motivo del festejo del Día de San Valentín. Hoy en playas de Tijuana. NOTIMEX/FOTO/EDUARDO JARAMILLO/EJC/HUM/

Actualmente en la frontera norte de nuestro país se asesinan a decenas de migrantes cada año por intentar llegar a los Estados Unidos producto de esta misma xenofobia y del racismo que en este caso son doblemente perversos, pues hay repudio hacia ellos por su condición de extranjeros como también se ataca a sus descendientes naturalizados por su condición minoritaria.

Cien años después; terminada la segunda guerra mundial y gracias al proyecto del sionismo internacional se conforma el estado de Israel. Por mayoría en las Naciones Unidas se aprueba el plan para la partición de Palestina y sin preguntarle siquiera a este estado árabe se divide su territorio, comenzando un conflicto injusto que durará casi setenta años.

El Estado de Israel se ha dedicado a ocupar más de lo que establecían los acuerdos emitidos por las Naciones Unidas, bombardeando poblaciones civiles, poniendo frenos económicos y limitando las telecomunicaciones. Como ejemplo de ello tenemos el bombardeo perpetrado el pasado noviembre por fuerzas israelíes contra un campo de refugiados en Gaza y las demoliciones ilegales de casas palestinas para ocupar cada vez más el territorio árabe, así como las detenciones administrativas para encarcelar sin necesidad de juicio a los palestinos que pudieran ir en contra del régimen israelí.

Frontera_México_Palestina

Actualmente en la región ocupada hay más de un millón y medio de personas viviendo en una situación límite que requieren ser atendidas urgentemente. Israel no sólo ha quitado una porción de territorio a los palestinos sino que ha secuestrado una nación entera dañando su religión, su cultura y su patrimonio, sometiéndola a un lento genocidio.

El primer ataque del que hablamos fue argumentado por el destino manifiesto; el segundo. por el sionismo judío. Ideas coincidentes, muy similares y promotoras de la violación de los derechos humanos, poniendo muros físicos, sociales, políticos y económicos, legalizando todo tipo de ataques posteriores.

Palestina_Israel_Frontera

Los palestinos y mexicanos tienen que soportar la discriminación en lugares que, irónicamente, antes formaban parte de sus propios países.

palestina_frontera_muerte

Por Íñigo Alonso

Foto: Ipidar, Los Tubos y PalestinaLibre.org