La desnudez a través del lente de Alva Bernadine

La aparición de nuevos conceptos y tecnologías en la posmodernidad, siguen teniendo repercusiones en las creaciones artísticas contemporáneas, especialmente en las temáticas que se refieren al cuerpo. El trabajo del fotógrafo Alva Bernadine es ejemplo de ello.

En la posmodernidad, surgieron muchos conceptos y visiones ante una necesidad de renovación que permitiera una mejor explicación de la realidad, pues la modernidad ya no alcanzaba para explicarse muchas otras cosas. Una de aquellas premisas que definía a la modernidad era el progreso, pero dejó de funcionar y entonces el hombre posmoderno se dio cuenta de que se trataba más bien de transformaciones y cambios constantes en todo ámbito; esto como consecuencia de un pensamiento que cuestionaba a la moral y que calificaba al progreso como algo meramente positivista. Los conceptos de cambio y transformación dan la posibilidad de experimentar cualquier cosa sin calificarla como algo positivo o negativo, simplemente como lo que es: acto y materia.

Dentro de la posmodernidad, el cuerpo se vuelve fundamental para la experimentación de estos cambios y transformaciones:, se convierte en el medio por el cual estos se pueden manifestar y sentir. Ya la razón caduca junto con el modernismo y es el cuerpo sin órganos,; el cuerpo que siente es el que se volverá el recipiente de emociones y experiencias, y también el que las analice. Por ello, en el arte contemporáneo surgirán movimientos y artistas que trabajen con el cuerpo, pues son conscientes de que el cuerpo es el lazo más directo con el ser y por lo tanto, el mensaje es más eficaz cuando se manifiesta a través de lo sensorial, y el cuerpo se vuelve el único medio verdadero con la realidad.

La fotografía también será esencial para la posmodernidad, pues para muchos artistas se vuelve el medio y ya no tanto un fin. Muchos artistas utilizarán la fotografía como parte de un proceso artístico, como una herramienta y habrá otros quienes, a través de la fotografía del cuerpo, se cuestionarán muchas cosas a nivel político y social: como por ejemplo los temas de género y sexualidad.

alva 4

Alva Bernadine es un fotógrafo nacido en 1961 en Granada, isla al sureste del Mar Caribe; pero criado en Londres, a donde llegó a la edad de 6 años. Trabajó para el campo editorial varios años, pudiendo así realizar fotografías para revistas como Vogue, GQ, Elle, Sunday Times, entre otras. Su carrera ha sido muy exitosa, pues ha sido galardonado con el premio Cecil Beaton de Vogue /Sotheby’s en 1987, por su serie de fotografías titulado “The Fetish”. En 1997 y 1998, fue nominado como fotógrafo erótico del año en Gran Bretaña, premio que ganaría finalmente en 2002 con su primer libro Bernadinism: How to dominate men and subjugate women (Edition Stemmle 2001) y Gratuious sex and violence” – my favourites (La Croix Editions). También ha aparecido en varias antologías fotográficas; su trabajo ha sido visto en Francia, España, Italia, EE.UU., Australia, Alemania y por supuesto en Gran Bretaña, países donde ha recibido buenas críticas. Su trabajo más importante e interesante no va dedicado a la fotografía de la moda, pues después de estar en el campo editorial, decidió poner mucha más atención a su trabajo artístico, tratando así de hacer frente a las restricciones que ponen sobre él cuando trabaja para otras personas.

Bernadine siempre ha tenido un interés por el cuerpo desnudo y erótico, y generalmente los retrata en posiciones extrañas: cuerpos amorfos o fragmentados a través del reflejo de espejo. Él siempre ha relacionado su trabajo con la teatralidad del surrealismo, la elegancia de la fotografía clásica de alta costura, la narrativa del reportaje y los refinamientos de la fotografía publicitaria; y dice que todo ello lo mezcla en un cóctel Bernadiniano, una síntesis fotográfica radical. El trabajo de Alva Bernadine es, sin duda, poco convencional, surrealista y con un estilo peculiar. Perturbador en algunas ocasiones, y provocador en otras; va desde el uso clásico de la perspectiva, a un trabajo experimental distorsionando formas desnudas. En sus fotos siempre hay un acontecimiento extraño, surrealista o peculiar. Los colores son saturados, un elemento que lo atrapa y es creado por un sol bajo o un flash electrónico; normalmente fotografía en diferentes locaciones, ya que raramente utiliza estudios, prefiriendo lugares donde ha vivido, o bien lugares que su propio público le puede ofrecer; pero siempre buscando la exotización.

alva 2

Algo muy peculiar en su forma de trabajar, es que en su sitio oficial ofrece la posibilidad de modelar para él; siempre y cuando se cumplan los requerimientos que se exigen, pues siempre busca a gente que se defina como “exótica” y esté dispuesta a muchas cosas. El uso del cuerpo y del desnudo femenino, distorsionado en la mayoría de las ocasiones, es otra de las constantes dentro del trabajo artístico de Alva Bernadine.

Sus fotocomposiciones muchas veces logran traspasar el concepto de lo erótico, llevándolas a veces a extremos que son políticamente incorrectos; siempre trabajando con una estética capaz de alejarse de la belleza convencional, lo cual seguramente logra la mayoría de las veces, debido a su conocimiento y experiencia con la fotografía de la moda. Y aunque no busca la excitación personal del espectador, algunas de sus series son claramente provocativas, rozando lo pornográfico: en un alarde creativo de cómo el sexo puede convertirse en arte.

A pesar de que algunas de sus modelos son profesionales reconocidas o pertenecientes al mundo del espectáculo; las mujeres que retrata no parecen sacadas de una agencia especializada, sino de su propio entorno. Mujeres corrientes que se prestan a los juegos experimentales del artista, donde el desnudo es una parte más del escenario que Bernadine va moldeando para crear cada una de sus historias.

Succubus

La serie fotográfica de Alva Beradine en la cual se expresa mejor el retrato del cuerpo post-humano fragmentado, es la que lleva por nombre “Succubus”. Desde el título de la serie, se nos habla de una sensualidad exuberante y un erotismo del cuerpo. Este trabajo consiste en una serie de desnudos femeninos manipulados digitalmente para deformar el cuerpo de las modelos.

La mayoría de las fotos son cuerpos con extremidades repetidas y unidas entre ellas, es decir, cuerpos que se unen por el abdomen y tienen dos cabezas, o bien cuerpos que se unen también por el abdomen pero que sólo tienen cuatro piernas; como también cuerpos completos invertidos a la mitad: nos mira de frente el cuerpo de abdomen a cabeza, pero nos da la espalda del abdomen a los pies, etcétera.

alva 3

La posmodernidad se caracterizó por la experimentación con nuevas técnicas y procesos, dando paso así a prácticas artísticas como el videoarte y el retoque digital, entre otras. En la forma de trabajo de Bernadine, hay una experimentación con los medios tecnológicos para su creación artística: todas giran en torno a la utilización de programas especiales para la edición, respondiendo así a lo que se mencionaba unas décadas antes: “software takes control”.


Por Laura López Brizuela