Puro Amor: una puesta en escena con pelos y ojeras

Por Daniela Muciño

Todos hemos sufrido por amor y si no es así…lo haremos. Ganarse algunos rasguños y llorar en el proceso parece inevitable. ¿Te imaginas que tras cortar con tu ex, te mueras de risa? Pues, aunque no lo creas, eso es posible en esta puesta en escena.

Puro Amor es una obra clown donde tres actores nos cuentan cómo les fue en la feria y pues…no les fue muy bien, como a muchos. Sus anécdotas se convierten en espejo del público y quizá esa sea la clave de por qué esta obra es tan divertida.

Una serie de sketches hilados con intermedios musicales va poniendo en escena que el amor tiene pelos y ojeras, que no es tan guapo como lo ponen en las películas. El amor te orilla a decir mentiras absurdas, a experimentar ataques de pánico, a rogarle a tu ex…después de año y medio de ruptura.

Al llegar, te recibe un clown maltrecho con collarín y vendas, herido de amor. El vestuario de los actores denota intimidad, como el tema lo requiere. El escenario está a media luz, con una silla y un micrófono de confesiones y un espacio para la improvisación.

Puro Amor, perfectamente montada e interpretada, es altamente recomendable si quieres pasar un rato lleno de risas. Todos somos o hemos sido un clown, sólo que cuando nos pasa, no nos damos cuenta.

Entrevista con el elenco de Puro Amor y su directora:

 

Dirección: Paloma Mozo

Elenco: Adriana Montes de Oca, Randú Ramírez y Marcos Radosh

Puro Amor se presentarpa cada domingo de julio a las 5 pm. en el Foro Shakespeare, ubicado en la calle Zamora #7, col. Condesa.