Por Enrique Mendoza Ruiz

“Ahora que la mayoría de la población está a favor del matrimonio entre dos personas del mismo sexo, ellos (la Iglesia) entran en una etapa de desesperación en la que acentúan y radicalizan su postura”.

Una serie de artículos publicados recientemente en el semanario católico Desde la Fe evidenciaron -una vez más- la reticencia de la Iglesia Católica y ciertos grupos conservadores hacia los derechos que, no sin esfuerzos, las personas que integran a la comunidad LGBTTTI han ganado a través de los años. De considerarse un agravante al delito de violación en 1999, la homosexualidad ha sido valorada con una mentalidad cada vez más abierta aunque no sin librarse, todavía, de lastres como la discriminación y la intolerancia. Para ejemplo de ello: pese a los logros obtenidos recientemente, México ocupa el segundo lugar mundial en crímenes por homofobia, de acuerdo con la Comisión Ciudadana contra los crímenes de Odio por Homofobia (CCCOH).

En entrevista para We´re Magazine, Temístocles Villanueva Ramos, secretario de la Diversidad Sexual de Morena, opina sobre la postura que han tomado los grupos conservadores que se oponen al matrimonio entre dos personas del mismo sexo en México y la iniciativa sobre el matrimonio igualitario que presentó Enrique Peña Nieto el pasado 17 de mayo.

norberto

Norberto Rivera, Arzobispo Primado de México

We´re.- Desde el pasado 17 de mayo los sectores más conservadores de la sociedad mexicana y la Iglesia han hecho más evidente su rechazo hacia temas como la diversidad sexual, en particular el matrimonio entre personas del mismo sexo, ¿qué opinas sobre esta reticencia?

Temístocles.- No es una novedad la postura homofóbica y discriminatoria de parte de los jerarcas católicos. Ya lo habían mostrado con mucha contundencia desde que inició la discusión por las Sociedades de Convivencia en el Distrito Federal en 2006, y se volvió a acentuar cuando se inició la discusión sobre el matrimonio igualitario durante el gobierno de Marcelo Ebrad en 2009. Ahora que la mayoría de la población está a favor del matrimonio entre dos personas del mismo sexo, ellos (la Iglesia) entran en una etapa de desesperación en la que acentúan y radicalizan su postura.

We´re.- ¿Crees que se deba a que cada vez haya menos practicantes?

Temístocles.- No estoy seguro. Yo creo que hay un mayor nivel de conciencia en toda la población, y creo que esto tiene que ver con que la lucha por los derechos LGBTTTI se está extendiendo por todo el país. Hay organizaciones y activistas en todos los estados de la República y hemos logrado que sea políticamente correcto aceptar ese tema que, incluso ha avanzado más que otros en la agenda de derechos de cuarta generación como es el derecho a decidir de las mujeres o la despenalización de las drogas. El matrimonio igualitario, a su vez, cada día cuenta con más apoyo internacional y cada vez hay más actores gays, lesbianas o bisexuales en todos los ámbitos de la sociedad. La gente está saliendo del closet. Nos estamos visibilizando, y eso provoca que se tenga que atender a una población que antes era invisible.SantaMaríaLaRiberaCaféVictoria 026

Temístocles Villanueva Ramos, secretario de la Diversidad Sexual de Morena

We´re.- Las personas que se oponen al matrimonio igualitario sostienen que se les está restringiendo su libertad de expresión y conciencia porque si se oponen a este tema son inmediatamente censurados. Si estas personas tuvieran la voluntad de entablar un diálogo, ¿qué podrías decirles?

Temístocles.- Más allá de que ellos estén apelando a su derecho de expresión lo que tenemos que recordar es que ellos (la Iglesia) son una autoridad dentro de un sector de la población. Que ellos hagan comentarios homofóbicos y discriminatorios fomenta la violencia contra otro sector de la población que es vulnerable y que en gran parte del país no tiene leyes que lo protejan. Somos el segundo país de América Latina con más crímenes de odio por homofobia, mientras que por otra parte no hay políticas públicas que reviertan esta situación. Que cualquier jerarca de cualquier religión realice declaraciones homofóbicas y sigan diciendo que vamos a llevar a la sociedad a una pérdida de los valores genera que una parte de la población diga: “vamos a acabar con estos” y aumente la tasa de violencia en contra de la comunidad LGBTTTI.

marcha-gay--960x500

El matrimonio igualitario es uno de muchos derechos exigidos

Si estas personas aceptaran un debate abierto, señala Temístocles, esta discusión sería más fácil. Sin embargo, los derechos que ha ganado la comunidad LGBTTTI, opina, no pueden estar “abiertos” a debate como no puede estar a discusión ningún derecho humano. Es una pelea que -hasta cierto punto- van ganado, que puede constar la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y que implican otros temas además del matrimonio igualitario, como leyes en contra de la discriminación y medidas para proteger a las personas que viven con VIH-SIDA y las personas transgénero durante su proceso de transformación.

“El matrimonio igualitario ha causado más controversia porque rompe con todos los esquemas sociales. Es en lo que más hemos avanzado en los últimos, pero tiene que ir acompañado de políticas públicas para evitar la discriminación del sector más intolerante y conservador de la sociedad. Eso ha hecho falta. El Gobierno tiene que ser muy responsable en ese sentido.”, señaló el secretario de la Diversidad Sexual de Morena.

We´re.- ¿Qué piensas acerca de la iniciativa de matrimonio igualitario presentada por Peña Nieto?

Temístocles.- La iniciativa es muy buena. Yo creo que la manera en que intentan transformar el sistema civil es muy bueno, por ejemplo: el Decreto Presidencial logra que ya no existan causales de divorcio en ninguna parte del país. Es una medida muy integral. Lo que se tiene que reconocer es que la primera iniciativa para legislar el matrimonio igualitario a nivel federal la propuso Morena en diciembre del 2015 a través del diputado Vidal Llerenas. La Presidencia le entró al tema ya cuando la mayoría de la población lo acepta, y ese es uno de los debates que hemos dado: los derechos no se deben ni consultar, ni someter a la consideración de las mayorías. Fue un decreto que se lanza hasta el momento en que conviene electoralmente. De cualquier manera es bueno y nosotros lo respaldamos, pero exigimos al Gobierno Federal que sea consecuente con su postura e implemente políticas públicas en favor de nuestra comunidad.

Salir del clóset, el primer gran reto

Finalizamos la entrevista con dos conclusiones: empoderar a un sector marginado históricamente será muy difícil y no puede prescindir de educación. Sobre este último punto, Temístocles señala que, a pesar de que la educación sexual es indispensable para que cada persona pueda tener una buena calidad de vida, esta no está incluida en la Reforma Educativa de Aurelio Nuño, situación que, a la postre, hace más difícil que cada persona pueda superar los perjuicios que su entorno pudiera contagiarle impidiéndole vivir plenamente su sexualidad. Por esta razón, tal vez el primer gran paso para los miembros de la comunidad LGBTTTI en la defensa de sus derechos está en salir del clóset.

“Cada vez que una persona decide salir del clóset en su hogar está generando un cambio en la mentalidad de las personas más cercanas a ella. Sus padres, sus hermanos, sus amigos, sus compañeros de trabajo. Por eso es importante visibilizarnos”, señaló Temístocles.

Foto de portada: Noticias.lainformacion