Texto: Daniela Muciño
Foto: Enrique Mendoza

En México, para lograr tus metas no es suficiente con poner todo el empeño, ser tenaz, constante y trabajador; si quieres echar a andar un proyecto que necesite de un permiso gubernamental, hay que tomar las cosas con calma porque debemos someternos a la lógica propia de un sistema corrupto y añejo: la burocracia. Muy pocos mexicanos desconocen el significado del término “mordida”, cuando se refiere al acto de cambiar dinero por un favor ‘legal’. Lo malo es que en nuestro país, no sólo se trata de un favor extraordinario, sino se convierte en moneda corriente, en la llave que abre la puerta y, a veces, sólo hay una.

lamordida-008

¿Te suena familiar? ¿Qué hacer cuándo el sistema entero se mueve por medio de la corrupción? ¿Le entrarías? Y, por otro lado, ¿cómo no ser parte?

Esta puesta en escena por medio de actuaciones clown nos invita, con humor, aunque conservando el estilo irónico de la sátira política, a reflexionar sobre nuestra sociedad y a imaginar mundos alternativos; Méxicos distintos más allá del país corrupto que día a día, cada uno de nosotros construimos.

lamordida-026

Tres actores relatan un día ordinario en una delegación cualquiera de la CDMX. Muy temprano y de buen ánimo, llega un ciudadano, que pudiera ser cualquiera de nosotros, a solicitar un sello y una firma para comenzar, por la derecha, un negocio de tacos con todas las de la ley. Sin embargo, no puede ser así de fácil. A pesar de tener todos los papeles en forma (incluso vacuna antirrábica incluida, uno nunca sabe qué papeles van a pedir), los burócratas siempre encuentran una excusa para no hacer su trabajo, ¿será acaso que requieren de un incentivo económico para hacer el trámite? ¿Tú qué harías?

lamordida-019

Los invitamos todos los lunes a las 20:00 horas al centro cultural autogestivo El 77. Ubicado en Abraham Lincoln, número 77, colonia Roma. Próximamente habrá presentaciones en Tepito y en el Foro Shakespeare.

Para más información, envía un correo a teatroyprision@gmail.com o visita la página de El 77.

Y recuerda, si no te gusta la sociedad en que vivimos, ¿qué estás haciendo para construir un México diferente?