Por Mariana Alhelí Saucedo

 

Hablar de los Brass Street Boys es hacer referencia a música alegre, a tonos que nos invitan a bailar y a reír. Se trata de un conjunto poco común, pues integra varios géneros para hacer su propia labor: una brass band.

Los BSB comenzaron como un proyecto escolar en el  2010. Hoy en día son un grupo consolidado conformado por siete jóvenes que se dedican a disfrutar lo que hacen y a difundir un género poco conocido. Ellos son: Alan Varela (trompeta y voz), Alfredo Carmona (saxofón tenor), Asaph Sánchez (saxofón alto), Gary Anzures (tuba), Alejandro Hernández (tarola), Guillermo Sandoval (bombo) y Daniel Cabrera (keytar).

El término brass band refiere a una agrupación que emplea metales. La razón de tales instrumentos es que fueran accesibles para  marchar y tocar a la vez, por ello también se sirven de instrumentos de percusión. En un inicio, en New Orleans este tipo de agrupaciones tocaban en festivales y eventos militares. Fue un movimiento que comenzó en la calle cuando trabajadores comenzaron a tocar música para los festejos.

Actualmente, en Europa se escucha y se llevan a cabo las Fanfare o Fanfare Festive, se trata de música callejera y de presentaciones donde se reúnen algunas bandas.

Ésta música callejera fue la que inspiró a los BSB a hacer su música, un proyecto que inició como un ensamble de música popular que ha ido evolucionando hasta convertirse en toda una brass band que está próxima a presentar su segundo disco.

Conociendo a la agrupación

La cita fue en la Escuela de Música DIM, donde el grupo se encontraba grabando su nuevo disco, a unas cuadras de la estación del tren ligero Las torres. Cuando llegué ellos estaban trabajando, me tocó escuchar un poco sobre su nuevo material, y también sus risas y sus consejos, algunos ya estaban un poco cansados pero en el aire se sentía la emoción del proyecto en curso.

1bsb

En la Escuela de Música DIM. De izquierda a derecha Guillermo Sandoval, Gary Anzures, Asaph Sánchez y Alfredo Carmona Foto: Enrique Mendoza

Bajamos y platicamos al fondo de la escuela, frente al escenario. Gary Anzures comenzó a platicarme sobre el inicio del proyecto. Comenzó en la Escuela Nacional de Música, su primera presentación fue dentro de ella, pero al salir a las calles tocaron por primera vez en el Parque México. Su música es una fusión de géneros, se valen del funk, jazz, electro, reggae, música folclórica, ska, ritmos latinos, la world music. A la gente le gustó su propuesta y con el tiempo comenzaron a tocar en otros lugares, tales como centros nocturnos y eventos culturales.

Cuando pregunté para quién iba dirigida su música, Asaph Sánchez me respondió: “para todos”. Tal como me ocurrió a mi cuando los escuché por primera vez, Asaph contó que todos pueden identificarse con su música a partir de ritmos que ya conocemos, de esta manera se abre nuestro panorama auditivo y nos familiarizamos con una brass band.

Pues sucede que, en México, éste es un género casi inexistente. Hay muy pocas agrupaciones y no hay apoyo institucional para su difusión. Es por esta razón que han pasado por muchos obstáculos para llegar a donde están y que su primer disco fue una grabación independiente que les costó mucho esfuerzo. Escuché con atención cómo la agrupación ha ido cambiando, sus integrantes no han sido siempre los mismos y han pasado por momentos de crisis, pero ver el resultado de su trabajo es algo que les ha inspirado a seguir tocando y a dar a conocer su proyecto.

Flashlight

Brass Si Eres corresponde al nombre de su primera grabación realizada en el 2013. Fue la afirmación de su trabajo, al ver su empeño materializado. Fue así como el proyecto comenzó a tener mayor difusión pues se podía escuchar en plataformas digitales.

El disco está disponible en Spotify, YouTube y Deezer y en él encontramos temas como “All of me”, “Love Them (From “The Godfather”), “Mr. Acá” y “Flashlight”.

En el nuevo disco podremos escuchar, según Alfredo Carmona, “a una brass band consolidada”. Consta de composiciones originales (a excepción de una canción mexicana fusionada con sus instrumentos) y su estilo como agrupación está más definido. Además, este nuevo proyecto cuenta con la colaboración de Xuan Long (de Los Fontana), DJ Borchi y de un cuarteto de cuerdas de la FaM UNAM.

Ese fin de semana ya era el tercero de la grabación, un proyecto que vino de la mano con su primera gira internacional.

“Haizetara”, ganadores del Premio de la gente

Para este momento de la conversación la plática ya era más fluida. Reíamos y me contaban sobre la enorme experiencia de haber viajado hasta España y haber ganado un reconocimiento por la música que crean.

El Concurso Internacional de Música Callejera Haizetara se lleva a cabo en Amorebieta-Etxano, España. Es un concurso internacional de música callejera que nació de una festividad del municipio que relacionaba a la música con la calle. Este año celebró su XI edición y los BSB compitieron junto a 9 bandas internacionales provenientes de Portugal, España, Italia, Holanda, Hungría y Alemania.

La competencia fue entre 30 bandas de las cuales quedaron 10. La disputa estuvo entre ellos y la agrupación proveniente de Portugal Farra Fanfarra quienes ganaron el primer lugar por la resolución de los jueces. Sin embargo, fueron los BSB quienes entusiasmaron más al público pues en las calles las personas ya los reconocían y les decían que ellos ganarían. De esta manera, por medio de una votación, la agrupación ganó el premio especial del público.

2bsb

Los BSB en El Concurso Internacional de Música Callejera Haizetara

Cuando les pregunté por su sentir al haber ganado, la primera reacción fue un suspiro: “La gente nos apoyó mucho, nos recibieron muy bien y nos sentimos muy contentos”. Gary comentó que al llegar les ofrecieron comida mexicana y se dieron cuenta de cómo las personas identificaban a la cultura de su país pues conocían canciones populares y vestían prendas como sombreros de charro para mostrarles su apoyo.

Ellos ya sabían del concurso desde el 2012 pero fue hasta este año, que el saxofonista de los Funky Style Brass les mandó la convocatoria y los invitó a presentarse en la Fête de la Musique (en Toulouse, Francia) que se animaron a participar.

Pero las cosas no fueron fáciles para poder viajar, los chicos no contaron con ningún apoyo institucional para poder acudir al concurso. Fue gracias a que tocaron en la calle y a que hicieron algunos eventos que pudieron costear el viaje. Al preguntarles sobre su mejor experiencia la respuesta fue: “Haber llegado hasta allá”. Estaban contentos y satisfechos con su participación pero la mejor gratificación para ellos fue acudir a otro país por su propia cuenta.

Labor y porvenir

Los BSB es una agrupación independiente que demuestra el trabajo que cuesta hacer música en México pero que a la vez inspira pues todos sus esfuerzos los han llevado a hacer un disco, presentarse en lugares reconocidos, conocer a otros músicos y a hacer una gira internacional.

La principal misión de la banda es difundir y fomentar las brass bands en el país. Escuchar en vivo a una brass band es una gran experiencia pues su música alegre nos incita a movernos.

Los BSB comenzaron tocando en la calle y es algo que no quieren dejar de hacer, pues en sus palabras: “Hacer música en la calle es apropiarse del espacio público y hacer de ella algo común”. Enfrentarse con la música rompe la rutina, es un momento diferente en el que las personas se miran, se relajan y sonríen.

3bsb

Los BSB presentándose en el Parque México previo a su primera gira internacional

A estos chicos se les avecinan cosas grandes y entre sus planes a futuro están: volver a Europa, traer a los Funky Style Brass y presentar su nuevo disco el marzo del 2017.

No pierdan la oportunidad de escucharlos el próximo 8 de octubre a las 16:00 h en el Festival Quimera. Consulta el programa aquí.