Vida y obra de Yukio Mishima

Por Laura Arreola

 La mañana del 25 de noviembre de 1970 se tiñó carmesí por la hoja de tantō (daga afilada) y la sangre del ideal de la vuelta a la tradición del Sol Naciente. Kimitake Hiraoka yacía en el Cuartel General del ejército japonés tras poner fin a una obra tan fiel a su vida como a su pensamiento.

Hiraoka, nacido en 1925 en Tokio, casi al finalizar la política de la era Taishō, es mejor conocido como Yukio Mishima: gran escritor y crítico de la sociedad japonesa de su tiempo; con un pensamiento e ideología forjados en una educación rica en tradiciones a punto del abandono, tras la colonización económica estadounidense iniciada en 1858. El Tratado de Paz y Amistad – poco pacífico y escasamente amistoso – más la amenaza armamentista de los Barcos Negros al aislado imperio japonés, había desembocado en una hegemonía en la que ya no cabía lugar para lo bélico y lo nobiliario, que comenzaba a caer en el romanticismo. Sin embargo, para el joven Kimitake aquello era diferente.

mishima_1_weare

A pesar de tender al retorno a los antiguos valores y ser ávido lector de escritores europeos como Wilde, Hegel y Rilke; sus textos se sitúan comúnmente en su Japón contemporáneo, exponiendo una visión debilitadora por la colonización a la exánime figura del emperador por parte de la economía de libre mercado; además del constante muro que representa el Otro, ese Otro que es siempre la sociedad japonesa.

Entre sus novelas internacionalmente reconocidas pueden encontrarse Confesiones de una máscara El rumor del oleaje; además de su famosa tetralogía El mar de la fertilidad, compuesta por Nieve de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un ángel. Dicha colección se caracteriza por la siempre presente y tentadora figura de la muerte por el ideal, pero no diré más. El contenido sabe mejor si lo descubre uno mismo.

Aunque conocidos a través de novela, su pensamiento político no quedó únicamente plasmado en historias. El escritor redactó ensayos en los cuales propone el regreso al sistema educativo basado en la Pluma y la Espada: instrucción en las artes y en el Camino del Guerrero, tal como hacían los extintos samuráis. El combate resulta importantísimo dentro de la filosofía y la política del autor: la acción conlleva combate, lo bélico resulta necesario en la política individual para reconquistar lo perdido. Estas ideas encontradas en Lecciones espirituales para los jóvenes samuráis, le han merecido el aplauso de algunos; aunque el calificativo de “fascista” por parte de otros (Rosa Novalbos, 2002). Además escribió el guión de su único cortometraje, titulado Patriotismo, en el cual actuó y dirigió. El autor llevó a la práctica sus ideas en la medida de lo posible, creando la Sociedad del Escudo, conformada por jóvenes que compartían los mismos ideales.

olas_mishima_weare

Aquella mañana de noviembre Hiraoka, a la edad de 45 años, entregaría a su editor La corrupción de un ángel; para luego, junto con integrantes de su cofradía, dirigirse al Cuartel General del ejército en Tokio. Tras amordazar al comandante en turno, destinó un discurso alentando a las fuerzas armadas a iniciar un golpe de Estado, con el fin de reivindicar la gloria del Imperio. Y aunque la historia pinte para tener un final heroico en el que Mishima sería el inicio de una revolución basada en las letras, la realidad no fue así. Tras la negativa respuesta, el escritor de la segunda generación de posguerra se autoinmolaría mediante el seppuku, suicidio ritual característico de los samuráis; poniendo fin a su producción literaria mediante una ceremonia que en aquel entonces estaba tentada al olvido.

Si bien podría glorificarse o no el pensamiento político de Yukio Mishima, sus letras son algo que definitivamente vale la pena leer. La mayoría de sus obras traducidas al español pueden encontrarse bajo el sello de Alianza, además de existir varios videos documentales en la red. Por el medio que sea, Mishima es un escritor que supo tomar lo mejor de las literaturas oriental y occidental; para producir algo exquisito y siempre recomendable.


FUENTE:

Rosa Novalbos, F.. (2002). Filosofía y fascismo en Yukio Mishima. 2014, de Cuaderno de materiales. Sitio web