Bloqueos carreteros, incendios de gasolineras, marchas y tomas de comercios, entre otras manifestaciones, prevalecen en 29 de los 31 estados del país debido a los aumentos a la gasolina, el gas y la energía eléctrica.

El enojo ciudadano se incrementó con el primer mensaje presidencial del año ofrecido por Enrique Peña Nieto. Desde Los Pinos, dijo comprender el enojo: “El ajuste en el precio de las gasolinas no es resultado de la Reforma Energética ni de la Hacendaría; refleja el aumento en los precios internacionales de la gasolina y es una medida responsable y consistente en lo que, he decidido, es una prioridad de nuestro gobierno”.

Foto: Protestas ante gasolinazo en la ciudad de México.

“La prioridad para mi gobierno”, dijo Peña a su regreso vacacional, “es preservar la economía de nuestro país, (pues de) no hacerlo así, el costo de no velar por nuestra estabilidad económica sería aún mayor, mucho más costoso que la medida que se ha tomado”.

“Es una decisión difícil, dolorosa, pero inevitable, no hacerlo sería más grave y delicado”, insistió el presidente de México, quien llamó “a la calma y a la comprensión”.

De manera paralela al mensaje presidencial, ciudadanos de a pie, transportistas, organizaciones civiles y activistas incrementaron el perfil de las protestas tomando carreteras, gasolineras y hasta centros comerciales en prácticamente todo el país.

En la Ciudad de México y el Estado de México se registraron toman de gasolineras por parte de camiones transportistas, además de que usuarios del Metro dieron pase libre a los usuarios como parte de las protestas.

En el Estado de México, la ciudadanía bloqueó la carretera Champa-Lechería; en Campeche también se realizaron protestas; las autopistas México-Querétaro, México-Puebla y México-Pachuca fueron cerradas por transportistas; mientras en Valle de Bravo las protestas fueron en las calles, al igual que en ciudades de Coahuila y Sonora.

Bloqueos carreteros en Toluca. Foto: El Sol de México

Foto de portada: People en español

*Este texto fue retomado originalmente de Desinformemonos