Por Enrique Cedillo, pintor figurativo

Para entender el feminicidio, esta exposición nos pone cara a cara con una dolorosa realidad que nos toca a todos

A Dominga Vargas, de 38 años, su agresor la violó y la mató frente a sus dos hijos menores de edad en el interior de su casa en la colonia El León, en Puebla. No lejos de ahí, en Quecholac, María del Carmen Gabriela Valentín, de 23 años, murió estrangulada tras años de sufrir violencia intrafamiliar y haber sido obligada a abortar en dos ocasiones. En el Estado de México, uno de los lugares más azotados por la violencia de género, Martha Estela Sosa,  una joven de apenas 18 años, murió acribillada de cinco balazos ante la indolencia de las autoridades y la complicidad de una sociedad ignorante; su cadáver fue encontrado en la colonia Progreso Industrial.

 

Estas tres mujeres conocían bien a quienes les privaron de la vida. Por la muerte de Dominga se investiga a “El Pingüis”, un pandillero local que la acosaba; a María del Carmen la mató su esposo, y a Martha su novio. Éstos no son incidentes aislados, no son anomalías de una sociedad decadente, ni son pesadillas dantescas que suceden de vez en vez: son tres de los muchos casos reales que se han presentado en México tan sólo durante la segunda mitad de enero de 2017.

La exposición Feminicidio en México: ¡Ya Basta! es un recordatorio de que en nuestro país, un lugar extendidamente machista y misógino, el simple hecho de ser mujer es jugarse la vida.

Desde hace muchos años, más de los que deberíamos estar contando, la violencia de género es un mal sistémico que hemos sido incapaces de enfrentar contundentemente, pues al día de hoy, siete mujeres son asesinadas, nada más por serlo, en territorio nacional. Y es que el feminicidio no es un simple homicidio, sino que lo agrava el hecho de que al perpetrador lo impulsa la condición de género de la víctima, convirtiéndose en un crimen de discriminación y de odio.

También hay que entender al feminicidio como el último eslabón en la cadena de abuso, como la manifestación extrema de la violencia física, sexual, psicológica y económica que millones de mujeres sufren a diario, aunque las implicaciones de este fenómeno son aún mayores. Marcela Legarde, una de las intelectuales feministas que comenzó a utilizar el término en México, explica: “Para diferenciar los términos [homicidio y feminicidio], preferí la voz feminicidio y así denominar al conjunto de delitos de lesa humanidad que contienen los crímenes, los secuestros y las desapariciones de niñas y mujeres en un cuadro de colapso institucional. Se trata de una fractura del estado de derecho que favorece la impunidad. Por eso afirmo que el feminicidio es un crimen de Estado.”

Sostenida en la información fría y rigurosa que la temática exige, la exposición plantea un recorrido que resulta francamente duro y difícil de completar, pues obliga al visitante a enfrentar cara a cara una realidad trágica que nos toca a todos. Destacan las instalaciones de Teresa Margolles, artista fundadora de S.E.M.E.F.O. y que ha trabajado extensamente con el tema de la violencia de género, y las desgarradoras fotografías de Mayra Martell, que documenta los espacios vacíos y objetos abandonados que dejaron detrás mujeres desaparecidas de Ciudad Juárez. También es muy doloroso recorrer el denominado “Pasillo de la Impunidad”, donde uno es informado acerca de la terrible violencia burocrática y la apabullante ineficacia con la que operan las instituciones de procuración de justicia del Estado Mexicano. La muestra también incluye materiales gráficos, infografías y vídeoarte.

Feminicidio en México: ¡Ya Basta! es una exposición que tenemos que visitar todos, sin importar nuestra condición de género ni ninguna otra, para poder entender a cabalidad uno de los fenómenos más trágicos y apremiantes de nuestro México, para que historias como las del principio, pan de cada día, no se vuelvan a repetir. Es nuestro deber civil estar informados y conocer los puntos clave de la violencia para poder prevenirla. Ni una más.

___________________________________

FEMINICIDIO EN MÉXICO – ¡YA BASTA!

Museo Memoria y Tolerancia  

Juárez 8, Centro Histórico, CDMX

Entrada $30– De Enero a Mayo, 2017