A siete meses del asesinato de la periodista Miroslava Breach en Chihuahua, las autoridades locales y federales aún no han presentado resultados de las investigaciones ni han detenido o procesado a ningún responsable, a pesar de que anunciaron la identificación de los autores materiales e intelectuales en abril de este año, denunciaron organizaciones defensoras de la libertad de expresión.

Recordaron que la investigación de la Fiscalía estatal “ha permanecido en secretismo” al ni siquiera permitir el acceso a la carpeta sobre el caso a la hermana de la víctima, Rosa María Breach, y remarcaron los “serios problemas de desarticulación entre las instancias de procuración de justicia local y federal” reflejados en la labor de la dependencia.

Acusaron que la Fiscalía estatal se negó en varias ocasiones a reconocer el carácter de víctima a la familia, particularmente de Rosa María Breach, “violando su derecho a conocer y participar en la integración de la investigación, motivo por el cual el Centro de Capacitación e Investigación Propuesta Cívica presentó una demanda de amparo en contra de dicha autoridad, amparo que fue otorgado por un juez federal y en el que se reconoce su calidad de víctima”.

Manifestaron que las investigaciones por parte de la Fiscalía no han sido transparentes y tampoco han tenido la sensibilidad con los familiares, así como cuestionaron que el gobierno haya preferido filtrar las informaciones a la prensa que reunirse con familiares para explicarles los avances en la investigación. Aunado a ello, alertaron que si la información publicada en los medios fabrica responsables materiales e intelectuales, “el caso de Miroslava Breach quedaría en la impunidad”.

“Lo único que tenemos a la vista en la investigación son declaraciones y promesas de se tienen avances sin conocer con certeza cuáles son, lo que genera incertidumbre”, lamentaron.

Las organizaciones, entre las que se encuentran Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras (RSF), así como el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), entre otras, reiteraron que la impunidad que impera en el asesinato de Miroslava Breach pone en riesgo a los periodistas de Chihuahua y del resto del país, ante un contexto nacional de incremento y naturalización de la violencia contra las mujeres.

Por todo lo anterior, exigieron tanto a la Procuraduría General de la República como a la Fiscalía General del Estado de Chihuahua que se garanticen de manera plena los derechos de las víctimas a recibir información y participar durante el desarrollo de la investigación. “Una vez más exigimos resultados, no más discursos”, concluyeron.

Por Desinformémonos