Un artículo de Luis Alberto Aguilar

“El frío es tremendo y la gente duerme debajo de plásticos que no los protegen, están muriendo de enfermedades que podrían evitarse”, además de que en los campamentos improvisados los desplazados de las comunidades de Chenalhó y Chalchihuitán viven con temor porque “en la noche se oyen disparos de arma de fuego, por lo que grupos desplazados permanecen durante el día en lugares públicos, como son un templo o la cancha deportiva, pero en la noche prefieren dormir refugiándose en la montaña”, denunció la brigada conformada por las organizaciones no gubernamentales Salud y Desarrollo Comunitario (SADEC) y Casa de la Mujer Ixim Antsetic (CAM).

Desde el 11 de diciembre, la brigada arribó al lugar donde se refugian los desplazados para documentar la situación de vulnerabilidad y precariedad en la que se encuentran. Hasta el 15 de diciembre por lo menos diez personas habían muerto “como consecuencia de la violencia estructural que está viviendo la población”.

Varias organizaciones de derechos humanos han exigido a las autoridades su intervención para que los desplazados puedan regresar a sus hogares sin poner su vida en riesgo, pero hasta ahora no han recibido respuesta.

“El fallo agrario que se hizo público el 13 de diciembre, aun cuando éste había sido dictaminado desde el 6 de noviembre, muestra que de haberse hecho en su momento muy probablemente se hubieran evitado las nueve muertes ya mencionadas, dejando ver una actuación negligente y omisa de las autoridades responsables”, señalaron.

Agregaron que el fallo por el conflicto agrario emitido a favor de Chenalhó no sólo hará perder sus tierras a los habitantes de Chalchihuitán, sino también “su historia y su relación con sus antepasados que habitaron estas tierras desde tiempos remotos, siendo reconocidos en conformidad de linderos desde agosto de 1976, dejando ahora sin efectos jurídicos estos acuerdos”.

Por ello, las organizaciones, entre las que se encuentran el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, la Misión de Bachajón y Colectiva Cereza demandaron a las autoridades en los distintos niveles de gobierno que, “en el ámbito de sus respectivas atribuciones, resuelvan de manera integral, pronta y apegada a la ley esta situación grave”.

This slideshow requires JavaScript.

Chayotes

Un artículo de Desinformémonos