Por Dorte Jansen

Casa Calabaza, bajo la dirección de Isael Almanza tuvo una temporada exitosa en el Centro Cultural Carretera 45, fue invitada a la Muestra Nacional 2017 en León y se remontará este año en el Foro La Gruta. Su autora es Maye Moreno, ganadora del Concurso Nacional de Teatro Penitenciario 2014. Pero en realidad es importante darle un crédito especial a la periodista Denise Anzures quien creyó firmemente en el talento de la reclusa de Santa Martha Acatitla e impulsó el proyecto con determinación. También vale la pena mencionar que por primera vez en la historia la premiada pudo salir temporalmente de su exilio para asistir al estreno del montaje profesional.

Denise Anzures, hoy investigadora en el CITRU, propuso a Jaime Chabaud dedicar un dossier al teatro penitenciario. En la revista Paso de Gato N°67 (oct-dic 2016) se publicó Casa Calabaza de Maye Moreno junto a Diálogo con un perro callejero de Antonio Jesús Maldonado, lo cual significó un enorme reconocimiento para ambos dramaturgos.

Dicho dossier es una lectura verdaderamente recomendable, no obstante extrañé en él una entrevista a Denise Anzures para entender su papel clave en el movimiento del teatro penitenciario. De modo que sus reflexiones y respuestas puedan ser aprovechadas por más personas, decidimos hacerlas públicas en We’re magazine.

We´re Magazine.- Estimada Denise, ¿cómo fue que llegaste a interesarte por el teatro penitenciario?

Denise.- El interés sobre teatro penitenciario surge en 2008 cuando el INBA me da la oportunidad de coordinar el programa de teatro penitenciario, lo que me permitió viajar a diversos penales de la república mexicana para ver obras de teatro y pastorelas penitenciarias, esa experiencia me significó profundamente en términos artísticos, ya que pude observar que muchos de los internos tenían gran potencial actoral porque la potencialidad que tiene un interno para exponer lo que internamente le duele y le atormenta, le permite reelaborar en escena una proyección muy interesante. Es decir, su propio deseo de mostrar lo que es lo obliga necesariamente a ver y a verse. La reelaboración de su problemática interna en escena refuerza su yo interno y naturalmente se potencializa.

We´re Magazine.- ¿Cómo descubriste el talento excepcional de Maye Moreno? ¿Cuándo se conocieron?

Denise.- Ese mismo año, me invitan a ser jurado de teatro penitenciario y descubro que muchos de los textos dramáticos son tremendamente potentes, claro que carecen de estructuras dramatúrgicas o fallas en el oficio de la escritura, sin embargo, veo que las historias son genuinas, valientes y poderosas. Algunas de ellas son hasta cinematográficas. Pero no solo es el contenido, algunas obras están escritas en caligrafía y eso me atrapó más, es decir, las vetas de la dramaturgia penitenciaria pasa por diversas temáticas que no solo están en el terreno de lo artístico, hay un campo de investigación muy amplio. Fue en ese proceso que descubrí la primera obra de Maye: Bar Coco, obra que ganó en 2009 el Concurso Nacional de Teatro Penitenciario, entonces decido buscarla para hacer una entrevista que formó parte, tiempo después, de la tesis que realicé sobre teatro penitenciario, hacia la revelación escénica del interno que presenté hace algunos años para obtener el título de licenciatura en periodismo. Seguí como jurado tres años más y decidí que era importante hacer una publicación de las obras ganadoras de 2009-2011, el libro se llama Libertad entre muros y se presentó con una lectura dramatizada de una obra ganadora con actores profesionales en las instalaciones del INBA. Los jurados en aquellos años fueron Edgar Chías, Marco Vieyra, Verónica Bujeiro, Sara Pinedo, Isael Almanza, Hugo Wirth, entre otros.

Casa Calabaza en su origen fue un cuento con el que Maye participó en el concurso de cuento, por supuesto ganó y lo descubrí en una edición especial titulada Fragmentos de Dignidad, mujeres en reclusión, editado por secretaría de gobernación. Personalmente la busqué para conminarla que hiciera una dramaturgia sobre ese cuento que era formidable, y así fue. Al año siguiente, concursó con esa obra en la que Isael fue jurado.

This slideshow requires JavaScript.

We´re Magazine.- ¿Cómo supiste que Isael Almanza iba a ser el director-aliado que necesitabas para hacer el montaje de Casa Calabaza?

Denise.- ¿Por qué Isael? Es un gran dialogante y sobre todo escucha, me parecía desde tiempo atrás de invitarlo a levantar el proyecto de Casa Calabaza un tipo sensible y con vetas interesantes para la escena, le interesa la indagación profunda. Ésas fueron las razones, además sabíamos que no podíamos cambiar por ningún motivo la genealogía del texto de Maye. Lo que hizo [Luis Eduardo] Yee con la dramaturgia fue llevar el texto de Maye a una síntesis exacta de lo que Isael y yo queríamos mostrar en escena. El otro paso interesante, además del diálogo con el director fue por supuesto el terreno de la investigación penitenciaria, desde los antecedentes históricos de Juan Pablo de Tavira como artífice del teatro penitenciario, la significación social de la escritura en reclusión y la construcción de la mirada en los internos, hasta llevarlo a una revelación escénica que fue el caso de Casa Calabaza.

We´re Magazine.- ¿Cómo repercutió el éxito de Casa Calabaza en la vida de la dramaturga? ¿Cómo es y será el futuro de Maye Moreno como escritora?

Denise.- El teatro no rehabilita al interno, no estamos de acuerdo con esa postura mesiánica, es una frase que usan las instituciones de cultura para decirnos que están haciendo transformaciones profundas. Eso es falso, no hay recursos suficientes, no les interesa, pero lo tienen que hacer porque es parte de las exigencias culturales. Lo que sí sostenemos es que en todo caso, dignifica la labor de los artistas que escriben en reclusión. En el caso de Maye, es muy interesante lo que ha sucedido, este proyecto ha logrado potencializar su labor, ha visibilizado su trabajo como dramaturga profesional lo que le permite recibir recursos económicos producto de su trabajo como dramaturga. Cada temporada, Maye recibe el porcentaje que se paga a los dramaturgos, además ha logrado reelaborar su carpeta judicial con documentos que acreditan su labor y su impacto artístico fuera de la cárcel, y eso permitirá en un futuro bajar considerablemente los años de condena.

Queremos que Maye entre a las ligas profesionales de la dramaturgia mexicana, que no sea vista como aquella mujer que escribe obras desde la cárcel, es ya una dramaturga reconocida a nivel nacional, muestra de ello, ha sido el éxito de su obra en la Muestra Nacional de Teatro en León, Gto.

We´re Magazine.- ¿Qué otras fuentes se pueden consultar para leer más acerca del teatro penitenciario?

Denise.- Las fuentes que he consultado han sido bastantes, van desde Jersy Grotswki, Meyerhold, Luis de Tavira, Agusto Boal, Peter Brook, Jean Genet, Oscar Wilde, etc.

Memorias de un programa cultural penitenciario que data de 1990 a 2007, que me prestó Rodolfo Obregón, A un paso del infierno de Juan Pablo de Tavira. Buzón Penitenciario 2004 del INBA, en fin, son muchas las fuentes que he consultado.

Muchas gracias por tu tiempo, querida Denise. Y felicidades por tu labor apasionante, se ve y se lee que la realizas con mucha devoción.

Aquí puedes encontrar más artículos de Dorte Jansen.

TITUS: ¿Nos acerca o nos aleja de la ópera contemporánea?