Por Enrique Mendoza Ruiz

Janet Levy es una fotógrafa de formación que hace unos años se enamoró completamente de la escultura. Nacida en Suiza, esta artista cuenta con numerosas exhibiciones a lo largo de Estados Unidos, y recientemente se ha instalado en la Ciudad de México, lugar donde actualmente trabaja en su próxima exposición.

Janet, principalmente trabaja en piedras como el alabastro, el ónix, el mármol; o metales como el bronce. Tras llegar a México, ha conseguido estos materiales de lugares como Veracruz, Chimalhuán y Puebla, entidades que la artista suiza espera conocer más al igual que otras regiones de México. Hablamos con ella para conocer más su trabajo y cómo los lugares que ha visitado han influido en sus obras.

We´re Magazine.- Veo que tú has trabajado con diversos tipos de piedras, y que has tenido varias exhibiciones en Francia, Estados Unidos y Suiza, ¿Qué es lo que quieres transmitir en tus obras?

Janet.- Yo creo que a través de los años el tema es continuamente el mismo. Hacer visible lo invisible. Manifestar cierta tensión y deseo expresándome a través de las piedras. Usando mármol, alabastro, haciendo instalaciones…

We´re Magazine.- ¿En algún momento de tu carrera hubo alguna situación que te haya hecho cambiar como artista? En otras palabras, la Janet que estudió en El Camino Collage es diferente de la Janet que ahora vive en México. ¿Cuál es la diferencia entre estas dos Janets, entre estas dos artistas?

Janet.- He trabajado en muchos lugares diferentes, con diferentes ambientes y materiales, y no creo que haya una diferencia. Desde el principio –yo, de hecho estudié fotografía- tan pronto como encontré el material (las piedras) me enamoré de esto y continué trabajando con ello. Así que, cuando empecé a hacer esculturas en Los Ángeles y continué mi práctica en San Francisco. Cada lugar donde trabajas tiene una memoria, un momento o algo que tomas del lugar, incluso si tu tema de trabajo no sigue siendo el mismo. No hay otra “yo” influenciando mi trabajo.

We´re Magazine.- ¿Por qué viniste a México?

Janet.- Yo llegué aquí en febrero y me enamoré de México, también de los materiales que encontré aquí: ónix y un mármol muy hermoso que, de hecho, no es muy fácil de conseguir en los Estados Unidos. Fue muy importante para mí encontrarlo aquí porque tenía muchas ganas de trabajar con piedras mexicanas. Encontré esta residencia aquí cuando vivía en Brooklin trabajando en un proyecto, y me pareció perfecto. Estaré aquí cinco meses más para seguir con mi trabajo y conseguir más materiales, y saber cómo es trabajar en México.

We´re Magazine.- ¿Crees que un lugar diferente puede influir significativamente en un artista y su obra?

Janet.- Absolutamente. Creo que uno acumula todas las influencias que lo rodean incluso si sigue trabajando con un mismo tema. Hace no mucho hice una pieza de bronce que definitivamente tiene referencias en esculturas mexicanas. Yo soy muy afortunada de estar aquí, donde hay mariposas en todos lados. Era algo que no esperaba. Así observé las crisálidas afuera de mi casa, a las orugas y eso ayudó a mi trabajo muchísimo. Eso me hace pensar que cualquiera que sea el tema que trates, el país o el lugar siempre ayuda en muchos sentidos.

Aquí puedes conocer más sobre el trabajo de Janet Levy.

This slideshow requires JavaScript.

Itsmo de Tehuantepec, lejos de recuperarse tras sismos de septiembre