Un artículo de Eileana Bonilla / Fotografías: Enrique Mendoza

Llega otro febrero y con ello una edición más de Zona Maco México Arte Contemporáneo, considerada la feria de arte más importante de Latinoamérica. Una plataforma que reúne galerías internacionales consolidadas y emergentes, y que funciona también como punto de encuentro para coleccionistas, artistas, profesionales, estudiantes y todo aquel que se sienta atraído por el arte.

La quinceava edición de la feria contó con 170 expositores multinacionales provenientes de 27 países, abriendo paso también a la octava edición de Zona Maco Diseño, celebrada a la par. La plataforma y los expositores presentan piezas tanto de artistas reconocidos como emergentes, pasando por el arte moderno, contemporáneo y conceptual, así como también joyería, muebles y más piezas de diseño, ofreciendo al público una serie de actividades paralelas y conferencias dentro y fuera del Centro Citibanamex.

En la Sección Principal, la feria reúne a galerías líderes internacionales, que a su vez presentan obra plástica y visual de artistas contemporáneos reconocidos mundialmente.

También encontramos Nuevas Propuestas, un espacio que muestra las propuestas y artistas emergentes, estimulando a galerías, espacios e instituciones a propiciar oportunidades para las nuevas generaciones.

Zona Maco Sur es donde se pueden encontrar proyectos individuales de artistas invitados por curadores para presentar proyectos únicos e individuales, representados por una galería. Este año las obras encuentran sus significados mediante la articulación de distintos materiales, bajo la propuesta La Lógica de los materiales.

Y por último, en Arte Moderno podemos encontrarnos con aquellas obras producidas durante la primera mitad del siglo XX y que hasta la fecha siguen siendo importantes e imponentes por su gran factura, valor histórico y diferencia de panoramas.

A fin de cuentas, Zona Maco es ese lugar donde podemos encontrar una pieza de Diego Rivera o Fernando Botero, y metros más adelante obra de John Baldessari o Martín Soto Climent. Una vibrante plataforma que ha logrado posicionar a México en el radar del arte mundial, y que año tras año atrae cada vez más público tanto nacional como internacional.

A continuación, presentamos una pequeña selección de propuestas y artistas imperdibles que formaron parte de esta quinceava edición.

Ana Gallardo | Machete | Ciudad de México — Zona Maco Sur

Artista autodidacta establecida entre Buenos Aires y México, propone la práctica artística como un lugar de reflexión y transformación, buscando un balance entre su vida y obra, donde se puedan conjugar los distintos elementos que conlleva ser artista y la vida privada.

Un tríptico realizado con carboncillo sobre papel, parece haber consumido y apropiado de las paredes del booth de Machete en Zona Maco. Negro vibrante, móvil, intenso y texturizado, que inmediatamente atrae la atención y en menos de un minuto la perspectiva del espectador cambia por completo, pues basta con mirar el texto a los pies de la obra para sentir escalofríos recorriendo el cuerpo.

Palabras tan densas que se sienten como un balde de agua fría. “Cuando llegó la policía la encontró colgada, estaba siendo violada mientras estaba pariendo, así era como la violaban y así fue como abortó”. Y la gente toma fotografías, comparte un par de oraciones y continúa. Tal como si se hubiesen levantado por la mañana y fijarse en los titulares del puesto de periódicos que transiten. Una, dos, tres mujeres muertas más. Y la gente continúa, como si nada estuviera pasando.Detalle de Título (Tríptico) (2018), Carboncillo sobre papel, 271×245 cm, Ana Gallardo.

 

Manuel Solano | Galería Karen Huber | Ciudad de México |Nuevas Propuestas

A causa de una infección relacionada con el VIH, Manuel Solano pierde la vista en el 2014. De cualquier modo, eso no le detuvo para seguir creando.

Pintura, video, performance, escultura, fotografía y dibujo son disciplinas en donde el artista se ha desenvuelto y desde donde continúa trabajando, formando diálogos entre referencias e imágenes de la cultura pop, reinventándose de forma íntima, nostálgica, provocativa y cautivadora, tal como él platica en su sitio web. Además, es un fiel consumidor de las redes sociales.

Alejandro Pintado | ROFA | Maryland — Zona Maco Sur

A par de la propuesta curatorial de Zona Maco Sur, RoFa Projects nos trae al mexicano Alejandro Pintado con una serie de materiales y relatos entrelazados entre sí, contándonos la existencia de la falsa información desde la antigüedad sin imágenes, hasta nuestros días con las redes sociales y la facilidad de crear fotografías. Toma como referencia grabados de Theodore de Bry, quien había dedicado parte de su vida a la ilustración de la historia y la conquista de América, aunque no necesariamente significaba que estaba realizando imágenes verídicas, pues utilizaba su imaginación y las historias que se contaban del nuevo continente para recrear escenarios que eran reproducidos por toda Europa.

Utilizando ciertos elementos de los grabados realizados por de Bry, así como también cromáticas y contenido estético basado en The Memphis Group, un grupo italiano de diseño y arquitectura que inundó la década de los ochentas con sus propuestas posmodernas y variedad de materiales, Pintado reconstruye esa narrativa mediante técnicas y materiales utilizados desde hace siglos en las artes plásticas, como también técnicas modernas y materiales innovadores para darle vuelta a los relatos de Theodore de Bry, haciéndolos suyos al interpretarlos a su manera.

Detalle de Misma Historia / Distintos Ángulos (2018), Carboncillo sobre lino crudo, serigrafía sobre cobre y acrílico sobre cobre patinado sobre tela, 170×140 cm, Alejandro Pintado | Fotografía cortesía de RoFa Projects.

Thrush Holmes | BEERS London | Londres — Sección Principal

Consolidada como una de las galerías más importantes para artistas contemporáneos a nivel internacional, BEERS London nos presenta obra del canadiense Thrush Holmes dentro de la Sección Principal de Zona Maco.

El artista utiliza distintos materiales a gran formato, donde principalmente se conllevan la pintura y la serigrafía con técnicas comunes como con nuevos materiales, para finalmente intervenir su propia obra con neones vibrantes y cálidos que contrastan perfectamente y resignifican las bruscas pinceladas sobre lienzos o paneles con flores, elementos de la cultura popular y rock.De izquierda a derecha: 1) Motherfucker fish painting (2018), Óleo, pintura en aerosol y neón sobre lienzo montado en tabla, 183×152 cm, Thrush Holmes 2) Chime (2018), Óleo, pintura en aerosol y neón sobre lienzo montado en tabla, 152×121 cm, Thrush Holmes 3) Bones (2018), Óleo y neón sobre lienzo montado en tabla, 152x121cm, Thrush Holmes.

Mexicanos están más expuestos a enfermedades por largas jornadas laborales