Todas las personas que hayan crecido en los noventas recordarán un video donde la vocalista de los The Cranberries, Dolores O´Riordan, luce cubierta de pintura dorada mientras interpreta Zombie, una durísima canción escrita por la misma O´Riordan sobre los cruentos conflictos que se vivieron en Irlanda del Norte durante la última mitad del siglo XX, un periodo conocido como The Troubles en el que el gobierno británico reprimió brutalmente al pueblo irlandés como una estrategia para contener la expansión del IRA.

Aquel entonces era 1994, Zombie era el primer “single” del segundo álbum (“No need to argue”) de la banda formada entre 1989 y 1990 que ya contaba con el éxito de canciones como “Linger” y 40 millones de discos vendidos de acuerdo con su página oficial.

Dolores O´Riordan desde ese entonces también gozaría de una popularidad que difícilmente podría disociarse de The Cranberries. Con este grupo lanzaría seis discos, éxitos memorables como “Animal Instinc”, “Dreams”; y por si fuera poco, Zombie se convertiría es uno de los 250 videos más vistos en Youtube.

Nacida en 1971 en Limerick, Irlanda, Dolores consolidó su carrera como cantante al lado de Noel Hogan, Fergal Lawler, Mike Hogan y Niall Quinn, antes de probar suerte como solista a principios del nuevo milenio. Abiertamente en contra de la guerra y las drogas, canciones como “Salvation” (‘To the Faithful Departed’ (1996) dejan una muestra de su postura en contra de los estupefacientes.

Tras el disco ‘Wake up and smell the coffee’ (2001) el grupo se separó, pero volvería a reunirse en 2009 lanzando dos discos más: Roses (2012) y Something Else el pasado 2017.

Sin embargo, al lado del éxito de su trayectoria artística también empezaba a visibilizarse la mella de sus demonios personales. En 2014, la cantante relató al “Belfast Telegraph” que había sufrido abusos sexuales de niña y que estos episodios le habían provocado trastornos alimenticios, depresión y crisis nerviosas que la habían orillado a intentar suicidarse el pasado 2013. En 2015, Dolores fue diagnosticada con trastorno bipolar. A principios del 2018, la cantante de 46 años fue encontrada muerta en un hotel de Londres.

Con información de El Universal y El Mundo Foto de portada: El Día

Peregrinos del Agua